lunes, 20 de octubre de 2008

Maridaje de sopas y cremas


Hoy vamos a hablar del correcto maridaje de vino y sopas o cremas. El principal problema al maridarlos es la temperatura. Así, si se pretende tomar una sopa muy caliente, la mejor solución es no acompañarla de ningún vino. No obstante, es posible encontrar pautas sobre qué vinos armonizan con las distintas sopas, siempre que se tomen a una temperatura moderada.
En general, las sopas requieren casi siempre un vino blanco seco tipo Alella, La Mancha, Rioja, Rueda o Valdepeñas, que suelen tener cuerpo, o los amontillados.
Las sopas de pescado combinan con vinos muy secos o rosados. Las sopas como las cremas frías de pescado armonizan con un Ribeiro Gallego perfectamente.
Los purés y las cremas se maridan con un blanco con cuerpo.
Los vinos blancos muy secos están indicados para las cremas espesas y los consomés.
Por lo anterior sugiero para sopas y cremas estos vinos:
  • Amontillados
  • Blancos muy secos
  • Blancos criados en madera
  • Blancos jóvenes y afrutados
  • Rosados
  • Claretes
  • Cavas.

1 comentario:

Rafael Ibarra Mojica dijo...

Maurice, que tal. Felicidades por el blog, tiene artículos muy interesantes. Este me pareció de especial interés porque es verdad que con las sopas y cremas casi nadie se aventura o arriesga a internar un maridaje. Lo voy a compartir con mi esposa a ver que maridaje intentamos este fin de semana.

En una oportunidad, te invito a visitar mi blog: www.elmundoderafaibarra.com
donde también publico algunas experiencias que con un grupo de amigos hemos tenido con el maravilloso vino.

Saludos cordiales.

--Rafa Ibarra